lunes, 12 de febrero de 2007

Hace un tiempo... ( II )

Aquí os dejo la continuación del post anterior:

“(...) He descubierto que todo pasa y todo queda, he descubierto que lo que piensas hoy, no tiene por qué ser necesariamente igual mañana, que lo hoy siento no es lo mismo que sentiré dentro de una semana, que lo hoy quiero cambia, que aquello en lo que siempre has creído puedes dejar de creerlo en un solo segundo. Realmente el mundo cambia tan rápido, realmente las personas cambiamos tan rápido, o es solamente un pensamiento que me invade en este preciso instante. Heráclito decía que todo fluye, que la misma agua, nunca pasa dos veces por el mismo río, ¿acaso es una verdad absoluta? No, no puede serio, no existen las verdades absolutas, todo es relativo. La misma verdad no puede aplicarse en todo contexto, porque las circunstancias son distintas, las personas son distintas, las culturas también lo son, nada es igual, sino todos seríamos igual de felices en todo el mundo, y tendríamos todos la misma vida, porque todos queremos ser felices y que nuestros sueños se cumplan, nadie desea ser infeliz o desgraciado. El mundo, la historia, nos demuestra que esto no es cierto.

Entonces, mi pregunta es, por qué somos tan inestables, o yo, por qué soy tan inestable. Necesito tiempo para asimilar este último año de mi vida, para asimilar todas las cosas que me han pasado, todos las situaciones que he vivido, todo en lo que hoy sigo inmersa. Gracias a Dios, ahora mismo estoy más tranquila, gracias a Dios, me he bajado del mundo, y por ahora voy haciendo, no me permito pensar demasiado en todo esto porque necesito no tomar las riendas por ahora, para descubrir quién soy en realidad, qué quiero y cómo lo quiero. Creo que habiendo tomado siempre las riendas y el control sobre todo, yo quiero, yo puedo, vaya hacerla, vaya arriesgarme, ahora creo que necesitaba todo esto que me está pasando, necesitaba que todo se descolocase, para redescubrir el mundo, pero sobre todo para redescubrirme a mí misma. Ésta es una de las pocas conclusiones que he sacado en claro de la situación. No he de saberlo todo, no necesito tenerlo todo bajo control, no tengo por qué hacerla todo bien. La verdadera belleza está en las imperfecciones del ser humano. ¿Si no, por qué cuándo todo es perfecto nos aburrimos? Por que no es la perfección lo que nos hace felices. “

Un abrazo a todos!

L.

2 comentarios:

Mr. J dijo...

Es cierto que todo pasa y todo queda, y más cierto aún que los humanos somos muy inestables. Estamos sujetos a un cambio constante dado principalmente por las circunstancias y las experiencias de cada uno de nosotros, eso es simple y llana evolución.

Me alegro de que por fin te estés reencontrando, creo que ya te tocaba.

Por cierto, te recomiendo que acabes lo que empezaste a escribir, tiene muy buena pinta.

R & Mc dijo...

Yo creo que la perfección solo existe en los cuentos de hadas...los cuentos de hadas que són ficción...y nosotros queremos vivir nuestras vidas auténticamente, más allá del vivieron felices, de los personajes malvados y los buenos, del blanco y el negro...porque en realidad todos somos blanco y negro, variables y cambiantes. Y quizás por eso somos más interesantes, evolucinamos, crecemos, vamos más allá, como tú lo has hecho ahora. Esa es la mágia. Ánimo guapa, después de la tormenta y el desconcierto siempre llega el sol, y lo que te toca ahora es ponerte bien morena ;-), un petonet!

MC.