miércoles, 17 de febrero de 2010

Cosas que tu madre no te contará (II)

Es muy lista, creativa, divertida y también un poco cabezona como ya sabrás, pero eso es de familia… De jovencita aprendió de oído a tocar la guitarra, continuó dibujando estupendamente, cantaba muy bien aunque le daba vergüenza y era y es muy mañosa. Además de tenaz y paciente, cuando quiere hacer algo, lo hace y lo hace muy bien. Tardó un tiempo en saber que quería hacer con su vida y fue probando diferentes cosas pero cuando lo supo, fue a por todas y consiguió lo que quería.

En ese tiempo fue cuando conoció a tu padre y en unos cuantos años, te tuvo a ti y al año y medio más o menos, tuvo a tu hermano. La verdad es que no puedo imaginar para vosotros una madre mejor que ella, y lo sé porque desde antes incluso de que nacierais ella ya os quería. Aprendió todo lo que pudo antes de que llegarais y se desvive por cuidaros, enseñaros y guiaros hasta que sepáis hacerlo vosotros mismos. Siempre estará a vuestro lado, nunca os dejará solos y os querrá más que nadie en este mundo, ¿sabes cómo lo sé? Yo vi cómo cuidaba de su hermana, cómo la quería aunque no se lo dijera, cómo siempre estaba ahí para cualquier cosa que ella necesitara y cómo compartía sus penas y alegrías. Estaba allí cuando todas esas cosas porque yo soy su hermana pequeña, soy aquel pequeño ser que llegó sin avisar y al que hoy día sigue cuidando a pesar de la distancia y a pesar de los años que han pasado desde que llegué de la nada a invadir su espacio. Nunca me lo echó en cara, nunca sintió que yo le robara nada y siempre, siempre estuvo a mi lado, aún lo está ahora a pesar de que hace ya muchos años que cada una fue a montarse la vida como quiso.

Quería decirte que aunque ahora seas muy pequeñita tú eres la hermana mayor y tendrás que cuidar de Xoel como tu madre cuidó de mí siempre. Tu madre, tu abuela y yo siempre estaremos aquí para cuidaros a vosotros dos, pero en aquellos momentos en los que no podamos estar, ya sabrás cuáles son a su debido tiempo, tú serás la que le protegerás y lo harás muy bien, no me cabe duda alguna, tienes una buena maestra. Me tienes que prometer que lo harás y que os tendréis siempre el uno al otro como nosotras nos hemos tenido.

Ahora, mientras escribo esto, soy consciente de que no podrás leerlo hasta dentro de muchos años pero espero que cuando hayas crecido tanto como para leerlo entiendas lo que quiero decir con esta carta. Llevo hablando contigo desde antes de que nacieras pero nunca he sabido cómo empezar a escribirte, ahora he sentido que era el momento de hacerlo y supongo que como estoy deseando verte otra vez es una forma de estar más cerca. No sabes lo feliz que me hace tener una sobrina tan bonita, tan lista y divertida, no tienes ni idea de lo bien que me lo paso contigo y con tu hermano. Y nada más cariño, sólo quería que supieras lo afortunada que eres de tener la madre que tienes, y que como le incomoda mucho que le diga que la quiero o que la abrace pues díselo tú que a ti te hará caso ;)

L.

10 comentarios:

R y Mc dijo...

Para cuando tengan edad para leer esto, existirá un nuevo paradigma, no sólo en la red sino en todo lo que conocemos como la informática actual. Es curioso, pero quizás sería mejor que conservases estas palabras escritas en un simple trozo de papel. A pesar de ello, me ha parecido muy bonito :-)

Se te cae la baba...

R.

Lady L dijo...

Toda la razón, formará parte de mis libretas, te lo aseguro.

Inevitable, son geniales...

L.

Anónimo dijo...

gracias laurita por lo que has escrito. algunas cosas se me habian olvidado... y la verdad es que nunca pensé en como se ve la vida desde la hermana pequeña.
bueno sólo me sale decirte GRACIAS.
biquiños, nos vemos pronto

Nus dijo...

Qué bonito Laura!
Algún día yo les haré un Cómo conocí a vuestra tía, jejejeje

Lady L dijo...

Ana...nos vemos muy prontito que estoy con el mono!! El recuerdo de una vida depende de los ojos de quien cha una mirada atrás :). Biquiños, sister!!

Nus...me encantaría leer esa historia, ojalá la escribas algún día. Seguro que me parto con los recuerdos de nuestros inicios...jejejeje, creo que fue la etapa sino la más, de las más divertidas de mi vida.

Antoine dijo...

Me comentaron sobre ti el otro día una chica de tus clases de catalan y me di una vuelta larga por tu blog, sigue adelante, haces un buen ejercicio de escritura...no pares. Aquí te dejo mi blog por si acaso te dan ganas de verlo.
www.antoinechasse.blogspot.com

Nus dijo...

El otro día le contaba a Esteban la historia de cuando Eva nos contó que un niño se había sacado la................ pirola.
La verdad es que habría unos capítulos muy buenos....

Lady L dijo...

Gracias Antoine, me pasé el otro día pero de pasada; tengo que entrar con tiempo.

Nus! Lo de Eva me suena mucho pero no termino de recordar la historia entera...la que nunca se me olvidará es la de Mayra y su falso novio surfero que resucitó así por casualidad de su ahogamiento, qué fuerte! Esteban debe flipar con esas historias, nos pasaba de todo...así la gente no te cree luego...

Glob dijo...

Lauris, una vez más me he emocionado leyendo lo que escribes. Como también soy hermana pequeña, me he sentido muy identificada con los sentimientos que describes, he sentido lo mismo con mi hermana, y siento lo mismo con mi sobrina. ¡no podría tener mejor mamá!
No dejes de escribir nunca! Un beso

Lady L dijo...

Glob!!! Qué alegría tenerte por aquí!! Gracias por pasarte y leerlo.

Todo tiene sus ventajas y desventajas...pero los hermanos mayores nos abren mucho las puertas, nos cuidan y vigilan que no nos vayamos por donde no debemos.

Qué menos que reconocer sus méritos!

Biquiños!

L.