jueves, 10 de julio de 2014

Sin respuestas

Pensamientos que a veces surgen en la cabeza y para los que no tengo respuestas...ahí los dejo...a ver si alguien tiene alguna :)

¿Puede estar tu cuerpo a 30 grados y sentir frío en el corazón?

¿Puede equivocarse el alma?

¿Cuándo parte de ti muere, a dónde va? 

¿Cómo se puede mantener la fe cuando sientes que la has perdido?

¿Cómo sabes que puedes encontrar algo que un día perdiste? 

¿Hay lugar para la esperanza?

Estas y otras dudas existenciales recorren en ocasiones las autopistas de mi cerebro.

5 comentarios:

Lady L dijo...

Esta entrada la escribí ayer. Hoy he tenido un día de mierda y hace unos minutos conseguí apagar mi mente un rato. Volví a leer estas preguntas y me ha salido del alma respondérmelas.

-Sí, se puede pero no dura.

-No, no puede. Es pura. Es sabia. Me guía.

-En realidad no muere, se transforma. Aprende. Quizá necesite sentir primero que muere para ello.

-Comprendiendo, aceptando, perdonando, amando, llega la paz. Y esta paz trae consigo a la fe que, esta vez, viene sin venda.

-Sí, hay un lugar. Está en el alma.

Y con esto...me retiro a mis aposentos.

Mary Latorre dijo...

A grandes rasgos estoy de acuerdo con tus respuestas.
Pero tengo curiosidad, te ha quedado una por responderte a tí misma:

¿Y cómo sabes que puedes encontrar algo que un día perdiste?

Lady L dijo...

Hum...se me pasó...

-No lo sé. Confío en ser capaz. Ahí reside mi fe.

Anónimo dijo...

Cierto, te has saltado la respuesta a esa pregunta... imagino que no ha sido casual... todavía no has encontrado respuesta a esa pregunta.

Cris.

Lady L dijo...

Pues casual o no, iba contestando de memoria...no tenía dos pantallas para mirar las preguntas. Mi respuesta está ahí:

-No lo sé. Confío en ser capaz. Ahí reside mi fe.